En salas desde el 7 de octubre

9 soldados

El pelotón Bravo 3, al mando del Teniente Sánchez, con 2 subalternos (un Sargento, un Cabo) y 6 soldados, realiza maniobra de infiltración para capturar guerrilleros que se encuentran en la zona.

  • Teniente SáNCHEZTeniente SÁNCHEZ
  • Sargento RAMíREZSargento RAMÍREZ
  • Cabo CORTéSCabo CORTÉS
  • PONCEPONCE
  • RAMOS, el enfermeroRAMOS (el enfermero)
  • FIQUITIVA (el indio) FIQUITIVA (el indio)
  • ROBLEDOROBLEDO
  • PARRAPARRA
  • ARANGOARANGO
  • Teniente Sánchez

    "cedí por la presión de todos (…) ¿qué es más importante, seguir instrucciones o salvar a Parra?"

    >>>
    TENIENTE SÁNCHEZ

    Mauricio Navas //

    "Él es la voz institucional de las Fuerzas Militares. cree, como yo, en las reglas, los derechos humanos, la protección de la población civil (...) es el líder de nuestra escuadra, pero como él y yo somos los nuevos, no nos comen de a mucho, por eso mi Sargento y mi Cabo se la tienen montada. debe ser feo tener la presión de arriba y la de su escuadra. esto del conflicto lo cuestiona resto, se nota su sicología distinta al resto de la escuadra. está como en un dilema: hacer lo correcto o ganarse el respeto de su comando"
    Ramos

    Por allá en 1996, Mauricio Navas formó parte de la primera promoción del programa en Artes Escénicas de la ASAB, en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. A partir de ahí se ha desempeñado como actor, docente y director de teatro. Ha sido dirigido por Pavel Nowicki, Róbinson Díaz, José Alejandro Restrepo y los esposos Abderhalden, entre otros. Al envolverse en El Páramo, Mauricio se encontraba coincidencialmente terminando su maestría en Artes Vivas en la Universidad Nacional, en donde su tesis se llamaba Psicodélico soldado dado de baja, con la que Mauricio realizó una creación artística sobre el horror de la guerra, tratando el tema del descrédito del heroísmo militar, y el estudio de las secuelas y traumas de los combatientes. Su hermano, siendo ex oficial de la Armada Nacional, le ayudó a comprender, -empero, desde otra esquina de la institución-, las bases éticas y la psicología del Teniente Sánchez, distinta de la mayoría de la escuadra.

  • Sargento Ramírez

    "¿por qué nos mandan a un teniente sin experiencia a una misión suicida?"

    >>>
    SARGENTO RAMÍREZ

    Andrés Castañeda //

    "nadie escondido en esta niebla me va a joder. ¿por qué no se robaron las armas estos guerrillos? nos culpan por matar (…) pero en la guerra no hay puntos medios y había que hacerlo, esos niños iban a crecer siendo guerrillos o paracos (…) yo controlo mi pelotón, pero hay dos ovejas negras: mi Teniente, que no tiene ni idea dónde está parado, y Ramos, que cree que esto es un jardín, que hay que hablar, cuidar los derechos humanos. esto es la guerra, aquí no hay amigos, y los errores se pagan con la vida. en mi pelotón el que piense diferente se atiene a las consecuencias, hijueputa"
    Sargento Ramírez

    Como actor lo seduce la posibilidad de entender al otro sin juzgar. Estudia en California y en Bogotá, y con el tiempo, su admiración por el ejercicio actoral lo lleva a incluir al espectador como parte fundamental en su oficio, ya que busca generar en él una postura política con lo que hace, una reflexión. Durante los ensayos, un mes antes en la casa del director, confiesa que le fue un poco difícil encontrar al Sargento, pues este personaje tuvo que buscarlo en el ajeno sistema de las armas. Al final logró no juzgarlo para encontrarlo, y hacer lo que el sargento tenía que hacer. Desde el 2004, trabaja con Mapa Teatro, compañía gestada por los esposos Abderlhaldem, con la que ha viajado a Suiza, Brasil, Alemania, Austria (…) y próximamente Corea, con la obra Los Santos Inocentes. En ella, se escenifica esta fecha en Guapi, en el pacífico colombiano, en la cual los hombres llevan accesorios de mujer, y sin embargo, para el que no lo sepa, pensaría que es una masacre, ya que se reparten latigazos, y muchos se tienden en el piso a esperarlos. Siguiendo la línea reflexiva, Andrés también participa actualmente en Nuestras Vidas Privadas, una obra de pederastía, tema con el que el espectador tal vez anhele la luz y se cuestione a dónde vamos como sociedad.

  • Cabo Cortés

    -"Póngale Cortés"
    -"No. Cortés es un apellido"

    >>>
    CABO CORTÉS

    Alejandro Aguilar //

    "(…) es la mano derecha del Sargento Ramírez, son los dos miembros del comando más experimentados. algún día llegará a ser lo que es su Sargento, no lo dude. es ese soldado por convicción, apasionado, que actúa con vehemencia y lleva esto de la guerra en la cabeza; es sanguíneo, se debate entre la intensidad de la paranoia, el límite, el aguante. su carácter es de extremos"
    Parra

    Para Alejandro, ser actor significa un acto vital, a la vez riesgoso, con el que se adentra en el no muy claro horizonte de la sicología de los personajes. Con Cachi, en Rosario Tijeras, logró convencer a muchos de que no dudaba de lo suyo. Al día de hoy, Yago Producciones es su propio laboratorio para escribir, reescribir, dirigir, producir. Onofre Sandiño, su personaje en la serie Profesión Policía, lo trasnocha en estos días nuevos de sol fuera de El Páramo, aunque también lo saca de su zona de confort. El reto en esta película, además de las circunstancias climáticas y de producción, fue el no mostrar la técnica, algo que Alejandro le reconoce a la maestría en la dirección. Di Pietro y Alfonso Ortiz lograron contagiar a este paisa con su amor por las letras, la lectura, el cine, la actuación; le enseñaron El Veneno del Teatro, de Rudolf Sierra, y otras por el estilo, una relación con el 'arte drama' atravesado que data algo así como de una década, si no más.

  • Ponce

    "si me pego un tiro todo pasará"

    >>>
    PONCE

    Pablo Barragán //

    "Ponce es el nuevo de la manada, tiene coraje, pero la moral todavía le mama gallo. es muy joven para entender todo esto(...) a la sombra del Cabo Cortés, su protector, Ponce se quiere lavar las manos, encontrar aceptación de sus actos, tener un cómplice. está muy concentrado en repasar sus pensamientos, y pareciera estar listo a salir corriendo. tiene los ojos rojos, como con la mirada perdida. actúa por miedo, siempre está asustado. él no entiende, es un niño prestando servicio".
    Sargento Ramírez

    Un día Juan Pablo se dio cuenta que si hacía una representación (teatro), podía pasar algunas materias y además generar una comunicación con los profesores. Aquella semilla se fortaleció años más tarde en sus estudios en la Academia Superior de Artes de Bogotá. Allí actuó de perro, mesa, cuadro, gente, doctor, presidente, alcalde, ladrón 1, ladrón 2 (…) Luego del grado, Juan Pablo viajaría por toda Colombia y Centroamérica con un grupo de teatro. Desde entonces, más o menos 9 años, ha formado parte de múltiples montajes teatrales bajo la dirección de directores como Jorge Alí Triana y Sandro Romero Rey, entre muchos otros. Fue también titiritero, tallerista del IDCT en teatro, hip hop y lectura dramática. También ha sido docente. Otro día, a Juan Pablo lo llamaron para un casting de una película, recomendado por una profe de la universidad. Le dijeron que era de soldado y que si podía llevar un uniforme. Entonces se peluquió, se bañó y presentó el casting (…)

  • Ramos, el enfermero

    "yo no soy como ustedes, yo vine a salvar vidas"

    >>>
    RAMOS (el enfermero)

    Juan David Restrepo //

    "él cree que hay que hablar, que los derechos humanos (…) por mi parte, lo que le tengo que decirle es pilas con zafar la boca!"
    Sargento Ramírez
    "siempre estamos en pugna. es un asolapado".
    Cortés
    "él tira la piedra y esconde la mano. mejor a metros con él. se las tira de humanitario porque es el enfermero, pero él ayuda porque le toca".
    Robledo

    El primer recuerdo de la niñez de Juan David lo encontró escondido en una sala de cine, pues debido al activismo político de sus padres, era allí donde solían evadir la guerra de los carteles en Medellín. Después de tantas imágenes, nacería su deseo de ser actor. A los 15 años, mientras actuaba en una obra de teatro, atrajo la atención de un cazatalentos de modelos, quien lo llevó a ser modelo de Diesel, Unlimited, François Girbaud (…) A sus 19, Juan David se daría a conocer como Wilmar en el largometraje La Virgen de los Sicarios, de Barber Schroeder, y la posterior serie de TV basada en el mismo libro. En Bogotá estudió con Edgardo Román, y con Germán Jaramillo en el Teatro Libre de Bogotá. Participó junto al venezolano Edgar Ramírez, El Chacal, en un largometraje de ese país. Juan David también combina su trayectoria de actor con la de productor. En el largometraje En Coma (2011), además de interpretar el papel principal, incursionó como director y productor.

  • FIQUITIVA (el indio)

    "tengo tantas deudas con Dios"

    >>>
    FIQUITIVA (el indio)

    Nelson Camayo //

    "Indio es un bacán, compartimos el mismo origen. a él le doy mi apoyo sin dudar, es mi lanza, es mi pana. mientras yo creo en Dios, él…bueno, él es supersticioso. es leal al grupo, leal a su comando (…) venía con la copa llena, y encontrar todo esto es una carga que no quería ver".
    Robledo

    Sintió un vacío parado en el escenario del teatro del colegio. Recuerda también que desde niño quiso hacer una película. Su formación ha coincidido entre el Teatro Nacional, Varasanta y el Estudio Babel, entre otros. Paradójico a su papel en El Páramo, Nelson acumula una larga trayectoria realizando talleres que educan sobre derechos humanos. La película le exigió también una conciencia corporal, la cual conserva gracias a la práctica de las artes marciales. Esto le dio la posibilidad de realizar su acrobacia él mismo, aunque la producción iba a grabar con dobles de Golpe de Gracia. A pesar del frío y del uniforme mojado durante el rodaje, Nelson sabe que el actor no se enferma, y se 'saborió' el hacer esta película, como si ese deseo contenido desde la niñez fuese su mejor golosina. Por eso nunca le dolió madrugar, o el frío: simplemente Nelson se fue a un templo a hacer una película.

  • ROBLEDO

    "yo soy tranquilo, pero no se metan conmigo"

    >>>
    ROBLEDO

    Julio César Valencia //

    "Robledo es ese soldado fuerte, acostumbrado. le disgusta que mi Teniente no tiene experiencia, ni el Sargento (…) tenemos el mismo origen, venimos del campo y la montaña. él cree en Dios. se mantiene noble, pero no hay que mandarlo. él sabe qué hacer (…) es muy pensativo. si se meten con él, ahí si es rencoroso".
    Indio

    Julio César nació en Buenaventura, y su vida seguiría transcurriendo allá, como la de muchos de sus amigos, de no ser por su 'encarrete' con el Hip Hop. A sus 18 se le medía a lo que fuera, y trabajaba como vendedor ambulante, y debutaba en giras locales con su combo hip hop. A veces, y a modo de broma pensaban en viajar a Bogotá. ¿Y por qué no? Julio César se lo tomó en serio, y su hermano, quien ya estaba en el ejército, lo ayudó a contactar en Bogotá un trabajo de lava carros. Julio se le midió una vez más. Al cabo de un año, de los casi 100 bailarines de aquel 'parche hip hopero' que soñaban con estar en Bogotá, resultaron siendo 8. Un día, Julio se presentó a una agencia de casting para aplicar como extra. Otro día también fue con su grupo. Luego de varias pruebas y de proyectos que no se consolidaban, Julio no tenía mucho en el bolsillo, pero sí los talleres de actuación que incluso le llegaron a impartir en proyectos inminentes en los que había ganado el rol. Hasta que ganó el casting para La Sangre y la Lluvia (2009), y en escasos dos años, ya cuenta con su actuación en un segundo largometraje. Hoy tiene 24 años.

  • PARRA

    -"Ponce es un cobarde. Un doble"

    >>>
    PARRA

    Mateo Stivel //

    "a él lo llamaron por su talento tecnológico para una misión estratégica. Seguramente lo espera ansiosa su esposa Janet. Esperan un hijo. Su mejor amigo es Robledo, con quien hizo todo el curso de lancero, todas las misiones".
    Cabo Cortés

    A sus 27 años, Mateo Stivel combina su vida profesional entre la dirección y la actuación. Cuando estaba por los 19 andaba por la literatura. Luego siguió el estudio intensivo de la actuación dirigido por los maestros Julio Sánchez Cócaro y Fernando Paut. Dos años después lo recibiría la república Argentina, y se tituló como foquista, camarógrafo, director de fotografía y director cinematográfico. Ahora de regreso a Colombia, Mateo ha conjugado sus conocimientos de interpretación como asistente de dirección en Rosario Tijeras y Tres Milagros, de Teleset / RCN; ha dirigido pilotos y seriados para coproducciones con Nickelodeon, MTV y Sony Pictures – por ejemplo Las Memorias de Andrea (2011). Paralelamente, debuta como actor protagónico en El Páramo en el 2011, pareciendo conservar aquella balanza entre sus dos oficios. ¿Pareciera una cuestión de ritmo? Seguro que sí, ya que tal vez estos capítulos en la vida de Mateo, hijo de actriz y director, se alternan lógicamente, pero tal vez también porque parecieran capítulos que se suceden a modo de compases en una partitura, la partitura del Mateo pianista.

  • ARANGO

    - "sí mi Teniente, sólo vine por mi hermano!"

    >>>
    ARANGO

    Andrés Felipe Torres //

    "(Arango) ya tuvo su merecido. una cagada más y cualquiera muere. aquí la vida de cada uno está en las manos del otro".
    Sargento Ramírez
    "¿¡Porrr quéee nos metióoo en este problemaaa, Araaango!?"
    Teniente Sánchez
    "Arango quiere vengar la muerte de su hermano, tiene esa psicosis, está traumatizado. como que no confía en nadie, no encuentra paz".
    Robledo
    "Arango se hace el güevón. pero él ya había estado aquí, el ya conocía esta base".
    Indio

    Para Andrés Felipe, darle vida a Arango fue un proceso fluido, una vez en locación, a 4.600 metros de altura, con el vestuario, el clima, el entorno y la situación. Para él, la actuación significa el poder liberarse de las cosas de la vida, un 'juego' muy en serio que le exige pensar en el aquí y en el ahora de las tablas, el motor que le impulsa a evolucionar como persona. A los 19 años su vida llegó a un punto de transformación, luego de haber sido reportado con muerte clínica por un minuto. Eran sus épocas en Medellín, donde lo rondaba el sicariato y la drogadicción. La actuación le salvó la vida, fue su válvula de escape. Al día de hoy, ya son 7 años de esa nueva vida en la que Andrés Felipe se ha formado en el estudio de Tao Sierra y Alfonso Ortiz, y ha establecido una relación muy estrecha con Alejandro Aguilar (Cabo Cortés). Junto con este último y Mateo Stivel formó ADA, el Clan de los Decididos, con quienes organizan talleres y retiros actorales para ayudar a guiar a nuevas generaciones de actores.